domingo, 22 de noviembre de 2009

ANTES Y DESPUÉS





Por petición de varios seguidores,¿ que como quedaban las sillas después de acabada?, para muestra con un botón basta, el otro día vino el sillero a la calle a preparar varias sillas,y como yo tenia una en el trastero, dije la voy a restaurar , he hay la diferencia de la primera foto a la ultima.
Esta vez el sillero busco la sombra,ya que se vez este año no quiere venir el invierno, y aún hace calor.

8 comentarios:

Luis G. dijo...

En mi comarca siguen celebrándose ferias de viejos oficios artesanales, y hay que ver a los cesteros, silleros, etc. como elaboran estos artilugios tan antiguos con auténtico arte, como la silla, que ha quedado nueva del todo.

Un placer que hayas puesto esta entrada, Pizarro.

UN fuerte abrazo.

Jota Ele dijo...

Vamos, que te ha quedado niquelada, Pizarro.

Buen reportaje.

Saludos.

Begoña Sánchez dijo...

Te la ha dejado nueva.

Qué pena que se estén perdiendo todos estos oficios.

Besos

TCR dijo...

Eleeee a sentarse otro monton de años, jejejeje ¿este señor pasa frecuentemente or el pueblo? te lo digo por qe tengo algunas y ya ves, culo veo culo quiero, ejejeje
Pizarro así me cazas algunas seta que tu sabes...
salud amigo

*Luna dijo...

Hola cielo un bello trabajo que ya no se ve
un beso y feliz semana

Mª Angeles y Jose dijo...

El sillero tiene unas manos fantasticas, que maestria tienen algunas personas para los trabajos manuales...

Besos

Carol Guerra Hidalgo dijo...

Buen reporteje Pizarro, la silla de lujo. Algunos manitas quedan aún.
BESOS AMIGO

Cosmo dijo...

Recuerdo todos estos oficios de cuando era niña,mi pueblo es pequeñito y ,aunque han perdido todas estas costumbres,se hacía todo a mano o con maquinarias muy rudimentarias,me gustaba mucho ver cómo salían las mantas de colores de los telares,que luego se ponían debajo de los colchones para protegerlos,y varear la lana que rellenaban esos colchones tan especiales,como lo de pelar a las ovejas con unas enormes tijeras hasta llegar el hilo a las manos de la abuelas que lo transformaban en estupendas prendas.
Aunque tarde en pasar,siempre miro lo que publicas.Abrazos